Monthly Archives: Enero 2008

  • -

La Brújula Dorada

Category : Películas

Está en cartel una película “para chicos” que se llama La Brújula Dorada. Además de ser el típico tanque de fin de año, para que los padres se deshagan un rato de sus pendejos metiéndolos en un cine, en esta película hay unas cositas más. El autor de la novela en que se basa es un inglés que se llama Philip Pullman, quién tiene una ideología por lo menos interesante. Ciertas organizaciones cristianas han puesto el grito en el cielo por el contenido anticlerical de los relatos de Pullman y no es para menos. Es un conocido ateo y sus escritos contienen unos maravillosos subtextos sobre la muerte de dios (el de la tradición judeo-cristiana, sobre todo), el derrocamiento del poder de la iglesia, la libertad individual, la secularización “real” de los estados nacionales y el rescate de las tradiciones consideradas heréticas por los estamentos eclesiales de siempre. Sus principales referentes son el poeta John Milton (de quien extrae el título de su trilogía, “His dark materials” de la que La Brújula Dorada es el primer tomo), y el alucinado simbolista William Blake.

Obviamente la película está lo suficientemente pasteurizada como para no despertar malestar en los estómagos más sensibles, pero mucho de la mezcla conceptual de Pullman se puede ver en ella. Por supuesto la novela en que se basa es un millón de veces más rica y desafiante: una mezcla extrañísima de relato infantil de aventuras con especulación teológica, física de partículas, añeja tradición nórdica, metafísica, y mil cosas más, embutidas en relato maravilloso, poético y provocador.

Hay un par de ideas en la historia que son alucinantes en sí mismas: una es que el alma de los personajes no reside dentro de ellos, sino que es un animal que los acompaña toda la vida unido por un lazo existencial. Quien alguna vez haya adorado a una mascota probablemente se alcance a imaginar de que se trata ese lazo. La otra idea es que en las luces de la aurora boreal se esconde una ciudad que no pertenece a este mundo, y que en esas luces del norte la realidad se hace tan delgada que se puede tender un puente a otros universos. Sobre estas dos ideas, y la extraña brújula dorada, se articula toda la novela.

La trilogía “His Dark Materials” se compone de “Northern Lights” (o The Golden Compass, que fue su titulo en EEUU) “The Subtle Knife” y “The Amber Spyglass”. Harto recomendable, disfrutable y muy jugoso si:

a) Uno tiene cierto contexto ideológico para desentrañar los símbolos.
b) Disfruta de la literatura inglesa para chicos.
c) Le salen ampollas al pasar por una iglesia o al cruzarse con un cura sólo ve un artificio antinatural, corrupto y peligroso.
d) Disfruta de la literatura inglesa para chicos, pero le parecieron insoportables y nauseabundos los panfletos cristianos de C.S. Lewis y sus repelotudas Crónicas de Narnia, autor de quien Philip Pullman es enemigo acérrimo y declarado.

La peli: con Nicole Kidman, Daniel Craig y una niñita Dakota Blue Richards, que no va ser la próxima Meryl Streep pero zafa bastante.