Monthly Archives: Julio 2014

  • -

Skyfall

Category : Películas

“Let the sky faaaaaalll….. as it crumbleeeeees….”. Si, por favor, dejen que el cielo con todos los planetas les caiga en la cabeza a los que hicieron esta película de porquería.

“Skyfall” es seguramente una de las peores películas en la saga de 007, y es mala en múltiples aspectos: actuaciones pobres (Javier Bardem debería estar dando vuelta hamburguesas en un McDonald´s en lugar de tratar de ser actor), Daniel Craig se ve como estreñido hasta cuando está con algunas de las chicas Bond, y el resto la verdad es que ni siquiera entran en registro. La única que salva el honor mas o menos como puede es Judy Dench, por lo cual en venganza parece que los demás SPOILER ALERT decidieron boletearla al final. Si hay que ser justos hay que decir que ella parece que no puede seguir filmando porque se esta quedando ciega.

Las películas de James Bond siempre tienen cierto grado de inverosimilitud en las cosas que muestran: caídas imposibles, persecuciones imposibles, supervivencia imposible, en fin situaciones imposibles las cuales el protagonista atraviesa sin que se le caiga el jopo.

Ahora, en este caso esas situaciones imposibles son muy poco disfrutables porque están escritas muy pero muy mal, lo cual sumado a actuaciones pésimas hacen que uno se pregunte si no están escritas en broma. Ese sentimiento es el certificado de defunción para cualquier guión: producir el efecto contrario al que busca. Una película de acción que aburre es como una plancha que te arruga la ropa, nadie quiere que eso pase.

Nobleza obliga: el tema de Adele está buenísimo y cumple con todo lo que tiene que tener una canción Bond, no como la bazofia que hizo Madonna hace unos años.


  • -

The Grand Budapest Hotel

Category : Películas

Wes Anderson es uno de estos directores que se van abriendo camino hacia la categoría de “autor” cada vez más rápido. Me acuerdo que cuando vi “The Royal Tenembaums” me pareció una película maravillosa con unos personajes por completo encantadores. Ahora, cuando decía esto delante de alguien me respondía seguramente que se había aburrido porque le faltaba humor o no le había pescado la onda.

Y la verdad es que a las películas de Wes Anderson, humor es lo que les sobra. Pero claro, la explicación reside en que “The Royal Tenembaums” no es Los Locos Adams, y ahí está la clave del cine de este director.

“The Grand Budapest Hotel” es la condensación de todas las obsesiones formales del Wes Anderson: todo es artificio, todo parece una maqueta, la cámara se mueve con una precisión casi mecánica, los personajes ocupan su lugar en el cuadro como si fueran los santos de yeso de una iglesia europea. Y aún así está llena de una ternura y un peso humano que la convierte en una película adorable desde principio a fin.  Los personajes son un encanto: el gigoló venido a menos, caradura y refinado que interpreta Ralph Fiennes cae en esa categoría de tránsfugas que uno no puede dejar de querer a pesar de ser un chanta y un cínico de profesión. Y ni hablar del botones que lo sigue a todos lados como su sombra y se convierte en su cómplice, su amigo, discípulo y prácticamente su hijo, no se puede creer el carisma que irradia aun conservando la misma expresión toda la película.

El elenco es uno de esos lujos que parecen darse los directores cada tanto: Tilda Swinton, Adrien Brody, Jeff Goldblum (mi favorito), Bill Murray, el grandioso F. Murray Abraham y muchos más. Imperdible!


  • -

Under the Skin

Category : Películas

En un primer momento “Under the Skin” tuvo un cierto revuelo publicitario por ser la película en la que Scarlett Johansson tiene un desnudo completo, lo cual obviamente es un gancho mas que grande a la hora de atraer gente a verla.

Ahora bien, lo irónico es que este gancho publicitario puede atraer gente a la película de la misma forma en la que el personaje de una misteriosa mujer atrae hombres a su camioneta, y créanme, la situación no tiene que ver con el erotismo precisamente.

“Under the Skin” cuenta la historia de una extraña mujer que recorre unas espantosas calles de Glasgow buscando hombres para subir a su camioneta, pero nunca nos cuenta quien es, para qué los quiere, cómo los elige o qué les hace en esa secuencia onírica cuando finalmente los tiene en su poder. La principal virtud de esta película es que nos cuenta más por lo que se calla que por lo que nos muestra y aún así no podemos decir que lo que vemos es completamente “real”.

En una época en la que el cine acostumbra a tirarnos cosas en la cara para provocar sorpresa, el tono tenebroso y desesperante de “Under the skin” es pausado y metódico, silencioso y muy pero muy inquietante. La banda sonora es capaz de ponerte al borde de la histeria con tres acordes nada más. Hay una secuencia al principio donde se establece el clima general de lo que va a pasar y la verdad es que cuando termina esa secuencia parece que hemos entendido algo acerca del origen de la mujer; cuando en realidad todo ha sido construido en nuestra cabeza por la necesidad de asignar significación. Vale decir que ha sido una de las pocas secuencias de hipnosis cinematográfica que he vivido con una película. Y la secuencia final simplemente es de tal belleza mórbida que nos deja mas interrogantes que respuestas.

“Under the skin” esta protagonizada enteramente por Scarlett Johansson quien demuestra con esta actuación que está a la altura de absolutamente cualquier desafío. Dirigida por Jonathan Glazer, un señor que podemos enrolar en esta nueva ola de directores jóvenes que nos van a dar varias sorpresas en el futuro.


  • -